Soy la suma de mis decisiones

Soy la suma de mis decisiones
Comparte este artículo ... guárdalo o imprímelo

En estos tiempos los seres humanos de todas las edades estamos inmersos y sujetos a un mundo de información que viaja velozmente. Para todo buscamos y encontramos aparentes respuestas y en ocasiones, el no tener un pensamiento crítico y reflexivo nos impulsa a actuar de modo reactivo ante las circunstancias y personas que se encuentren a nuestro alrededor, a decir sí y no sin antes haber consultado con uno mismo la respuesta correcta ante un hecho.

“Somos la suma de nuestras decisiones” es muy cierto, ponte a pensar: ¿Qué hubiera pasado si algunas acciones que realizaste en tu vida no las hubieras llevado a cabo?, ¿Serías igual ahora?

Las decisiones las definimos como acciones que se registraron antes por la mente a través de pensamientos.

Podríamos decir que las decisiones son pensamientos y nuestra vida es la suma de esos pensamientos-decisiones que hemos asumido.

Tomar decisiones no es algo desconocido para nosotros: lo hacemos todos los días. Es probable que al tomar tantas, algunas parezcan automáticas, por lo que hay que tenerle especial cuidado con éstas.

¿Por qué hablar de decisiones?

Actualmente se ha comprobado que es una pieza importante “saber decidir” para preservar y construir la vida misma.

Algunos consejos para tomar mejores decisiones son:

  1. Recuerda siempre que nadie es responsable de tu vida y lo que haces con ella.
  2. Elige actuar con voluntad, ya que así comenzarás a atreverte a opinar, y decidir.
  3. Permite crear y tener un fin claro de la actividad o la opinión que quieres asumir.
  4. Valora las ventajas y desventajas de los objetivos que quieres alcanzar.
  5. Comienza a definir con claridad lo que vas a lograr.
  6. Cada vez que requieras decidir enfoca tu pensamiento en pensar bien, para que puedas sentir mayor confianza y bienestar en ti y con los demás.
  7. Permite que las decisiones que asumas te lleven a crear crecimiento para ti y otros.
  8. Reconoce escribiendo en una hoja tus miedos y posteriormente escribe todas tus motivaciones.
  9. Reconoce tus fortalezas, y tus debilidades transfórmalas.
  10. Reconoce lo que te hace falta con honestidad.
  11. No te culpes, presiones o juzgues.
  12. Lleva a cabo esa decisión y evalúa cómo fue el resultado.

¿Quién mejor que tú para construirte? ¿Qué resultado esperas obtener?

Crédito de la foto:  Julia Caesar a través de unsplash

ETIQUETAS: ,
Solkamiry Santiago on sabfacebook
Solkamiry Santiago
Soy una mujer mexicana, nacida en el sur de mi país en el hermoso estado de Oaxaca. Soy licenciada en Psicología Educativa egresada de la Universidad Autónoma de Querétaro, hace tiempo incursioné en la línea de terapia Cognitiva-conductual en un diplomado para abordar la terapia. Tomé certificación en mapas mentales y ahora estoy en una certificación de Docencia en Aplicación Mental. Pienso que hablar y trabajar con seres humanos estimula a tener un aprendizaje ilimitado.

Deja un comentario