Lo hago por mis hijos

Lo hago por mis hijos
Comparte este artículo ... guárdalo o imprímelo

Para quienes han pasado por un proceso de divorcio saben que  no es una tarea fácil ya que confluyen diversos aspectos entre ellos el económico, el emocional, el personal y hasta el sexual los cuales pueden hacernos postergar esta decisión o bien tomarla de manera definitiva.

Para las parejas que tienen hijos la decisión de un divorcio se complejiza mucho más.

Se cree que los hijos que viven el divorcio de los padres sufren quedando traumados sin lograr un éxito profesional, como si su vida fuera marcada por este hecho destinándolos al fracaso total. Pero lo cierto es que de esto la ciencia aun no ha comprobado nada.

Muchas parejas deciden continuar juntos  en pro de los hijos ya que se piensa que los hijos “aun necesitan a sus padres juntos” y aunque esto es cierto, existe una gran diferencia en el “cómo se necesita de los padres”: se les necesita peleando continuamente, se les necesita desvalorizando las figuras parentales (hablando mal del padre o de la madre), se les necesita molestos, se les necesita insultando y azotando las puertas. La ciencia ha logrado comprobar que estos aspectos disminuyen la estabilidad emocional de los hijos, genera ansiedad, disminuye el éxito y rendimiento escolar y es el mejor campo de cultivo para la manifestación de conductas antisociales en los adolescentes.

Seamos honestos, los hijos no pueden cargar el éxito de una relación. Dejar tu decisión en manos de ellos es una prueba de inmadurez e irresponsabilidad.

Tus hijos invariablemente te van a necesitar pero ten por seguro que te necesitan más tranquila, alegre, asertiva, confiada y segura que estresada por una relación que ya no tiene futuro  y que sólo mantienes por el “fantasma social” de pobrecitos hijos.

Piensa en ellos, pero primero piensa en ti. Tú eres el capitán del barco en tu familia la única que es capaz de ver hacia adelante y vislumbrar nuevos puertos.

Crédito de la foto: visualhunt

Clara Chavarín
Soy orgullosamente egresada de la facultad de psicología de la UAQ y de la maestría en Terapia Familiar de la UVM. Por el momento estoy estudiando Terapia Breve que es fascinante e interesante. Trabajo en la Procuraduría del DIF del municipio de Corregidora en Querétaro donde me dedico a hacer varias cosas: dar terapia psicológica de manera individual, terapia de pareja, realizo peritajes psicológicos para facilitar procesos de custodia y divorcio así que, si requieres asesoría de este tipo con mucho gusto podré ayudarte.

Deja un comentario